Formato Para Imprimir »

Disfrutar una cena de Shabbat



Mientras se encontraba en Israel la delegación de la Convención Nacional Bautista de América, durante su reciente viaje patrocinado por La Fraternidad, los miembros de la delegación disfrutaron de una comida de Shabbat (día de descanso), ofrecida por la escritora de La Fraternidad Yonit Rothchild. A continuación, ella comparte su perspectiva de esa reunión.

El pasado fin de semana, mi familia y yo tuvimos el honor de recibir a un grupo de pastores de la Convención Nacional Bautista de América para que, en nombre de La Fraternidad, celebraran una cena de Shabbat en Jerusalén.

Después de presentar las costumbres y tradiciones que observamos todos los viernes por la noche, les dimos la oportunidad a los pastores de compartir qué era lo que más les había conmovido esa semana. Cada uno de ellos se refirió a diferentes aspectos de Israel. Sin embargo, hubo un común denominador: casi todos reconocieron que el viaje les había abierto los ojos al hecho de que las cosas que nos unen como cristianos y judíos son mucho mayores que las que nos separan.

Al darnos cuenta de que, después de todo, no somos tan diferentes, el cuarto se llenó de un sentimiento de camaradería. Cuando llegó mi turno de hablar, no podía dejar de pensar en el Salmo 133: “¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía!” (NVI). A medida que cantábamos y bailábamos, pude sentir a Dios sonriéndonos, mientras nos uníamos en amor para su gloria.

 

All active news articles