Formato Para Imprimir »

Más judíos de Ucrania buscan trasladarse a Israel



En las últimas dos semanas, La Fraternidad – que ha ayudado a miles de judíos a emigrar a Israel – se saturó con cientos de llamadas telefónicas y correos electrónicos de judíos ucranianos que buscan emigrar a Israel. Se espera que la demanda crezca debido al incremento en las tensiones con Rusia, por Crimea y la provincia oriental de Donbass.

En total, el mes pasado, La Fraternidad recibió más de 1,700 consultas sobre aliyá (inmigración a Israel) en Ucrania, donde La Fraternidad también ofrece asistencia vital, como alimento y medicinas, a una de las comunidades judías más pobres del mundo.

Con la situación en Ucrania cada vez más inestable, la oficina de La Fraternidad en Kiev ha abierto seis líneas telefónicas, que están constantemente ocupadas. En el mes pasado se han contestado 720 llamadas, mientras que el personal ha recibido más de 1,000 mensajes de correo electrónico con consultas sobre inmigración. Se estima que hay 260,000 judíos que aún viven en Ucrania, y La Fraternidad dice que hay alrededor de 5,000 judíos en la región en disputa de Donbass, que son elegibles para hacer aliyá.

Desde diciembre de 2014, La Fraternidad ha liderado un esfuerzo considerable de inmigración, que ha llevado a más de 3,280 judíos de Ucrania a Israel en 27 vuelos. La aliyá ucraniana-judía se ha convertido en una parte importante de la iniciativa global de aliyá de La Fraternidad, que ha posibilitado que aquellos judíos que enfrentan amenazas económicas y de seguridad, se trasladen a Israel. En los últimos meses, La Fraternidad ha ayudado a aproximadamente 4,000 judíos a hacer aliyá, no sólo desde Ucrania, sino desde otros países en donde los judíos se enfrentan a desafíos económicos y de seguridad, incluyendo Bolivia, Brasil, Francia, Uruguay, Venezuela, Turquía y otros países.

Debido a los ataques y puestos de control militares, muchos judíos ucranianos pobres en las ciudades de Lugansk y Donetsk, en la región de Donbass, no logran llegar a Ucrania para recoger su ya exigua pensión de unos $40 mensuales, que les proporciona el Estado. Desde julio, las tensiones han ido en aumento entre las fuerzas de Ucrania y los separatistas pro-rusos en el oriente de Ucrania y Crimea, y la comunidad judía está atrapada en el medio.

La Fraternidad informa que las fuerzas pro-rusas han estado bombardeando la provincia oriental en disputa de Donbass, con decenas de ataques en los últimos días. La Fraternidad reporta que las autoridades locales de Donbass detuvieron y encarcelaron a un funcionario comunal judío, que también ayudó a La Fraternidad a administrar sus programas humanitarios locales, antes de enviarlo al oeste, a la capital ucraniana de Kiev.

El creciente interés en la aliyá entre los judíos de Ucrania surge a partir de que Ucrania informara que la semana pasada puso en estado de alerta a sus fuerzas, ya que Rusia agrupó a 40,000 soldados a lo largo de la frontera entre Crimea y Ucrania. Ambas partes se acusan mutuamente de elevar las tensiones al aproximarse la celebración de los 25 años de independencia de Ucrania. Las fuerzas pro-rusas anexaron Crimea en el año 2014, en un violento conflicto que ha costado miles de víctimas.

“La situación de los judíos en Ucrania se está deteriorando”, dijo el rabino Yechiel Eckstein, fundador y presidente de La Fraternidad. “Nuestro apoyo significará para ellos la diferencia entre la vida y la muerte, ya sea que les proporcionemos asistencia vital, como alimento y medicinas, o ayudemos a aquellos que desean emigrar a Israel”.

 

All active news articles