Acoger a Marruecos

Yael Eckstein, de La Fraternidad, viajó recientemente a Marruecos para celebrar la maravillosa amistad entre las comunidades judía, musulmana y cristiana en ese país, y para distribuir cajas de comida a los necesitados.

Yael pasó su primer día recorriendo la ciudad de Casablanca y aprendiendo más sobre sus comunidades religiosas. También asistió a un evento interreligioso para celebrar la unidad y la hermandad que existe entre personas de muchas religiones.

“Los musulmanes locales aquí en la comunidad marroquí realmente aman a sus vecinos cristianos y judíos. Los judíos están seguros aquí. Los cristianos están seguros aquí”, dijo Yael.

Mientras que la mayoría de los países de Medio Oriente tratan a sus comunidades judías y cristianas de forma irrespetuosa y con persecución, Marruecos en realidad protege a sus residentes judíos y cristianos, dándoles la bienvenida con los brazos abiertos.

De hecho, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los nazis le pidieron al rey marroquí que reuniera a los judíos que vivían en su reino, él se negó a cumplir su petición. No quería enviar a ningún judío a la muerte, y en su lugar protegió a la comunidad judía marroquí.

Hoy en día, esta alianza continúa. En Marruecos, el antisemitismo no es tolerado y todas las personas de las religiones monoteístas judíos, cristianos y musulmanes – se consideran amigos. Para celebrar esta unidad, Yael entregó cajas de comida a musulmanes necesitados, con el fin de que tengan comida para romper el ayuno del Ramadán.

¡Esperamos que la cooperación entre todas las religiones continúe creciendo en Marruecos!

 

All active news articles