El Centro de Llamadas de La Fraternidad ayuda a sobrevivientes del Holocausto

El Centro de Llamadas de La Fraternidad es un recurso disponible para cualquier persona en Israel. Las personas que llaman a esta línea de ayuda, piden la provisión de comida, ropa, asistencia médica, empleo, muebles, vivienda, asistencia legal y más.

Sin embargo, a veces, en lugar de recibir llamadas de personas con una necesidad urgente, recibimos llamadas de aquellos que quieren ayudar, como es el caso de Sima:

Recientemente, el Centro de Llamadas de La Fraternidad recibió una llamada de Sima, madre de unos gemelos que cursan el séptimo grado, y que en ese momento estaban a punto de celebrar su bar mitzvá, una ceremonia judía que se celebra después de que los muchachos cumplen 13 años.

Sima vive cerca de la región de Beerseba, en el sur de Israel. En su llamada a la línea de ayuda, ella declaró que quería organizar una celebración única de bar mitzvá para sus hijos. Quería planear un momento durante la celebración, para que sus hijos y siete de sus amigos se ofrecieran como voluntarios para servir a sobrevivientes del Holocausto en necesidad.

El personal del Centro de Llamadas contactó a Carmit Avitan, coordinador de campo de La Fraternidad en Beerseba, y le pidió que organizara la actividad.

Como parte del proyecto Invierno Cálido de La Fraternidad, Carmit organizó que los niños distribuyeran mantas y paquetes de alimentos a ancianos en la ciudad, incluidos los sobrevivientes del Holocausto. Cada persona mayor también recibió pastel y té que habían preparado los niños.

Carmit informó que el evento fue muy exitoso. Los niños no sólo distribuyeron bienes materiales, sino que también ayudaron a aliviar la soledad que experimentan los ancianos.

Carmit nos dijo que los niños y sus padres están interesados en continuar el voluntariado con los ancianos durante el transcurso del año. Este es sólo un ejemplo de cómo el Centro de Llamadas de La Fraternidad ayuda a quienes más lo necesitan.

 

All active news articles