Mantener a los israelíes a salvo

A principios de este mes, terroristas en Gaza lanzaron más de 450 cohetes contra Israel en sólo 24 horas, resultando en múltiples heridos y una muerte. La Fraternidad estuvo en el campo, cuidando a las poblaciones más vulnerables de la Tierra Santa: los ancianos, las madres jóvenes y sus hijos y los inmigrantes recién llegados. Se concertó un cese del fuego, ¡pero todavía necesitamos que cada amigo de La Fraternidad se mantenga firme en solidaridad y oración!

Muchos proyectos actuales de seguridad que La Fraternidad apoya, siguen protegiendo a los israelíes y contribuyendo a que sanen del trauma causado por estos terribles ataques.

El Centro Médico Barzilai en Ashkelon, apoyado por La Fraternidad y ubicado a trece kilómetros al norte de Gaza, admitió a 75 pacientes, 63 de ellos con heridas y 12 con trauma extremo. De los heridos, uno estaba en estado grave y cuatro fueron atendidos en la sala de emergencias.

Los bebés que se encontraban en la unidad de atención neonatal del Centro Médico Barzilai fueron transferidos a la dependencia de sala de partos, que es a prueba de bombas y fue financiada por La Fraternidad, para garantizar que sean protegidos si se disparan más cohetes.

El Centro Médico Soroka en Be’er Sheva, apoyado por La Fraternidad, admitió a 10 pacientes. Uno de ellos, que estaba en estado grave, se le sometió a una cirugía durante la noche y luego se le trasladó a la unidad de cuidados intensivos. Los demás estaban ligeramente heridos y sufrían trauma.

La Fraternidad proporcionó habitaciones de hotel a dos familias, ya que los cohetes cayeron en sus casas. Una era madre soltera con seis hijos. El otro era padre soltero con dos hijos.

Además, llamamos a todos los ancianos que participan en nuestro programa Con Dignidad y Fraternidad en Sderot, Netivot, Sha’ar HaNegev y Sdot Negev, para averiguar cuáles eran sus necesidades y brindarles apoyo emocional. De ser necesario, les referimos al Centro de Llamadas de La Fraternidad, para que pudiesen recibir ayuda adicional.

Las ciudades de Ashkelon, Netivot y Sderot recibieron el mayor número de cohetes. Afortunadamente, en cada una de estas ciudades hay refugios antiaéreos, financiados por La Fraternidad.

 

All active news articles