Tendemos puentes… Transformamos vidas

La Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos fue fundada en 1983 por el rabino Yechiel Eckstein. El propósito de la Fraternidad es fomentar el entendimiento y la colaboración entre cristianos y judíos y ampliar el marco de apoyo para Israel y para otros intereses mutuos. Nuestro objetivo es que los judíos y los cristianos den marcha atrás a 2000 años de discordia y la sustituyan por una relación marcada en el diálogo, entendimiento, colaboración y respeto mutuos.

25 años de brindar ayuda

El éxito de La Fraternidad ha superado ampliamente nuestras expectativas. A lo largo de los años hemos ido a la vanguardia en el campo de las relaciones entre cristianos y judíos, tendiendo puentes de buena voluntad que han contribuido al entendimiento y a la colaboración entre los miembros de estas dos grandes comunidades de fe. Hemos ayudado a cientos de miles de judíos a escapar de la pobreza y del antisemitismo y a emigrar a su patria bíblica: Israel. Además, hemos recaudado fondos para brindar ayuda humanitaria que ha mejorado las vidas de millones de judíos en Israel y alrededor del mundo, hemos ayudado a suplir para las necesidades básicas de víctimas de guerra y del terrorismo en Israel, y hay mucho más.

Acerca del Rabino Eckstein, fundador y presidente de la FICJ, embajador de buena voluntad del Estado de Israel

El rabino Yechiel Z. Eckstein, fundador y presidente de la Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos, ha dedicado los últimos 25 años a tender puentes de colaboración y reconciliación entre cristianos y judíos y a dar un amplio apoyo a la nación de Israel. Es un gran defensor de la libertad de culto alrededor del mundo. Ver más sobre el Rabino Eckstein y su obra »