Formato Para Imprimir »

Himno Nacional de Israel
Hatikva–La Esperanza

El himno nacional se llama Hatikva que significa "La Esperanza" en hebreo.

Su autor es Naftalí Herz Imber, judío de Galicia.

La música fue compuesta en Palestina a principios de la década de los ochenta del siglo XIX.

Hatikva es un canto a la esperanza inmortal del pueblo judío durante largos años de exilio, quien siempre creyó que algún día volvería a alcanzar la independencia en su tierra natal.

"Mientras en lo profundo del corazón
palpite un alma judía,
y dirigiéndose hacia el Oriente
un ojo aviste a Sión,

No se habrá perdido nuestra esperanza;
la esperanza de dos mil años,
de ser un pueblo libre en nuestra tierra:
la tierra de Sion y Jerusalén."

Su gente y sociedad

Desde el nacimiento de Israel en 1948, la población ha crecido cinco veces.

Panorama General de Israel

Sus 6.5 millones de habitantes provienen de varios entornos étnicos con religiones y tradiciones distintas.

Los judíos representan la población más numerosa con el 77.2%
Los ciudadanos no judíos, mayormente árabes, abarcan el 22.8% restante.

En cuanto a la educación, en Israel la asistencia escolar es obligatoria desde los 5 años de edad y gratuita hasta los 18 años.

Existen universidades reconocidas a nivel mundial debido a la investigación científica desarrollada en sus centros.

A los 18 años de edad, la mayoría de los ciudadanos israelíes prestan el servicio militar.

  • Para los hombres este servicio dura tres años.
  • Para las mujeres dos años.
  • Las fuerzas armadas de Israel destacan entre las mejores del mundo por su alto grado de motivación y profesionalismo.

Su historia

La historia del pueblo judío en la Tierra de Israel se remonta a cerca de 3,500 años, según se registra en la Biblia.

El Estado de Israel ha constituido un factor de identidad judía cultural, nacional y espiritual.

Desde su fundación ha sido el centro que dio luz al pueblo judío en todo el orbe, protegiendo esa existencia cultural, la cual no se ha perdido a pesar del masivo exilio hace 2,000 años.

Ninguna nación puede reclamar derechos religiosos, políticos y legales más sólidos que el pueblo judío con Israel.

Después de que el holocausto provocara una oleada de inmigrantes, se formó el Estado moderno de Israel. Pese a los desafíos que debió enfrentar, se convirtió en una democracia vibrante, una capital científica y cultural, con un poder militar y fuerza global para el progreso y la paz.

La mayoría de los regímenes tiránicos árabes que rodean al Estado de Israel jamás han admitido la existencia de esta nación y han rechazado una y otra vez todas sus propuestas.

Los israelíes han tenido que defenderse en repetidos conflictos bélicos contra una implacable ola de terrorismo procedente de grupos patrocinados por los mencionados regímenes.

No obstante lo anterior, Israel ha perseverado, defendiendo su derecho a existir mientras mantiene un profundo anhelo de paz.

Idiomas oficiales

El hebreo y el árabe son los idiomas oficiales de Israel.

En las calles es posible escuchar también otras lenguas, especialmente el inglés.

Hace aproximadamente un siglo fue revivido el hebreo, idioma bíblico que durante mucho tiempo estuvo limitado a la liturgia judía y a la literatura religiosa.

Gobierno y política

El Estado de Israel es una democracia parlamentaria representativa en la que armoniosamente funcionan los tres poderes:

  • Legislativo
  • Ejecutivo y
  • Judicial.

El jefe de Estado es el Primer Ministro, quien permanece siete años en funciones y es nombrado por el Parlamento. Encabeza el gabinete de ministros, el cual administra asuntos internos y externos del país.

El Poder Legislativo lo conforma el Knesset o Parlamento, con una sola Cámara, integrado por 120 miembros, que son elegidos cada cuatro años en elecciones nacionales, libres, directas y secretas, aunque no son obligatorias.

Todos los ciudadanos mayores de 18 años tienen derecho a votar y a partir de los 21 pueden ser elegidos.

Existen varios partidos políticos y los más importantes son:

  • Kadima, el Partido Laboral y
  • Likud.

Éstos se encuentran representados en el Knesset y en el gobierno local, donde también existe participación de miembros de distintas religiones y grupos étnicos menores.

Israel mantiene relaciones diplomáticas con más de 160 países. Sin embargo, la mayoría de los estados árabes y musulmanes vecinos ––poderosos porque controlan grandes cantidades del abastecimiento del petróleo mundial–– han ejercido un boicot político y económico y tienden a votar como bloque en su contra en los organismos internacionales.

Su bandera y emblema

Los símbolos nacionales de Israel tienen profundas raíces en la historia y son legado del pueblo judío.

La bandera es de color azul y blanco, con la Estrella de David en el centro, y se basa en el diseño del manto de oración judío (talit).

El emblema oficial de Israel exhibe dos ramas de olivo que representan el anhelo de paz, y el candelabro (menorá) que se encendía en el antiguo y sagrado Templo de Jerusalén.