Formato Para Imprimir »
Isaías 58

Acerca de Isaías 58

«¿No es que compartas tu pan con el hambriento, que a los pobres errantes albergues en casa, que cuando veas al desnudo lo cubras y que no te escondas de tu hermano?» (Isaías 58:7).

Isaías 58 ayuda a los judíos ancianos en necesidad y a los niños huérfanos y abandonados de la antigua Unión Soviética, dándoles alimento, ropa, vivienda y supliendo para otras necesidades básicas. Este socorro vital lo administra el American Jewish Joint Distribution Committee, cuya red facilita comedores comunitarios, cajas de alimentos, entrega de alimentos para discapacitados, ayuda en la casa, asistencia médica y combustible para la calefacción. El programa ofrece además compañía y esperanza a las personas que reciben esta ayuda.  

Aunque nos sentimos agradecidos de que La Fraternidad  haya podido ayudar a centenares de miles de judíos de la antigua Unión Soviética gracias a los colaboradores de Isaías 58, la necesidad es aún enorme  —dijo el Rabino Eckstein—. El donativo que nos envíen nos permitirá tenderles la mano a muchos ancianos y niños judíos soviéticos vulnerables que urgentemente necesitan socorro».

Raquel: los ángeles están aquí en la Tierra
Ruth, una anciana judía de Ucrania, tiene muy poco. Su posesión más preciada son sus viejas fotos en blanco y negro que tiene en su cocina. Es el único recuerdo que le queda de su familia, cuyos miembros han fallecido…  Lea más »

Misha: «adoptado» gracias al amor de los amigos de Isaías 58
Yida nació en Ucrania en 1931 y creció en una familia judía muy religiosa. Sus padres observaban estrictamente el sabat y las festividades judías y llevaban a Yida y a sus tres hermanos a la sinagoga todas las semanas. Yida recuerda especialmente las alegres festividades de Purim y Hanukkah…  Lea más »