Formato Para Imprimir »
En Alas de Águilas

Socios colaboradores de Alas regalan el don del aprendizaje a jóvenes inmigrantes

Socios colaboradores de Alas regalan el don del aprendizaje a los jóvenes inmigrantes

Stanislav llegó a Israel de Ucrania con su padre después de que murió su madre. Un año más tarde, también murió su padre después de que se le diagnosticara cáncer. A los 17 años, Stanislav tuvo que acostumbrarse a la vida en su nuevo hogar sin el apoyo amoroso de sus padres.

Era claro que Stanislav necesitaba estar en un ambiente en el que estuviera rodeado de personas que le dieran atención. Encontró esto y mucho más en la recién renovada escuela de La Fraternidad para jóvenes inmigrantes, una destacada institución educativa financiada con los donativos que usted hace al programa En Alas de Águilas.

Gracias a la generosidad de nuestros donantes, La Fraternidad ha hecho una gran inversión en esta escuela. El personal siempre ha sido bueno, pero los edificios estaban en mal estado. Con una notable profusión de apoyo de los socios colaboradores de En Alas de Águilas, a todas las instalaciones se les hicieron las reparaciones que tanto necesitaban. La diferencia ha sido más que cosmética, como muy bien lo sabe Stanislav.

Stanislav está profundamente agradecido por las oportunidades que la escuela le ha dado. «Esta escuela me ha salvado la vida. Ha sido un completo placer vivir aquí desde que se terminaron las remodelaciones — dice él —. Si no fuera por La Fraternidad, no creo que hubiera sido capaz de continuar. Estoy muy agradecido con ustedes y los bendigo desde lo más profundo de mi corazón».

Nuestros socios colaboradores de Alas han hecho una inversión personal en Stanislav, y esta inversión ha significado una enorme diferencia en su vida. Le pedimos que siga apoyando al programa En Alas de Águilas, para que también otros prometedores miembros de la juventud judía puedan tener las mismas oportunidades. Le pedimos que haga su donativo hoy.