¿Por qué deberían comprender los judíos a los cristianos?

¿Por qué deberían hacer un esfuerzo por comprender a un grupo social cuyos objetivos religiosos y políticos aparentemente son muy diferentes a los de los judíos? La respuesta es que las apariencias engañan y existen áreas claves que claman por la cooperación de judíos y cristianos evangélicos. Y ambas partes se benefician mucho más del mutuo trabajo e identificación en pro de estos intereses comunes en vez de perpetuar la división partidista que con frecuencia ha caracterizado sus relaciones en el pasado.

Para empezar, y lo que es más importante aún, la mayoría de los cristianos evangélicos apoya a Israel. De hecho, su frecuente e incondicional apoyo los convierte en los mayores aliados del pueblo judío, ya que trabajan en pro de la paz y seguridad del Estado Judío.

Además, muchos cristianos evangélicos reconocen y comparten un sincero deseo por aprender las raíces judías del cristianismo. Esto, sin duda alguna, es algo bueno.

La existencia de una mayor comprensión y comunicación entre ambas partes podría concienciar aún más a los cristianos sobre las raíces judías de su propia fe, abriendo así la puerta a una mayor cooperación entre judíos y cristianos en asuntos religiosos, sociales y políticos.

Por último, los cristianos evangélicos han tenido, y muy probablemente seguirán teniendo, un mayor impacto en el panorama social y político de Estados Unidos. Con frecuencia, la respuesta de los judíos y cristianos "tradicionales" ante esa influencia se traduce en ansiedad y hostilidad, expresadas basándose erróneamente en el estereotipo común de los cristianos evangélicos que son presentados como fanáticos religiosos listos a promover sus ideas a costa de lo que sea.

Para los judíos sería constructivo aprender más sobre las verdaderas creencias de los cristianos evangélicos, las cuales comúnmente distan de parecerse a los estereotipos protestantes existentes. De esta manera, podrían juzgar con justicia los triunfos y fracasos de los cristianos.

Pese a la ambivalencia y ansiedad que albergan algunos judíos para con los cristianos evangélicos, la relación es importante para ambas comunidades y puede cultivarse, de hecho, con responsabilidad e integridad.