La vida de Abraham

Lección 2: Abram y Lot

Lectura bíblica: Génesis 13:1-18

Lot era el hijo de Harán, el hermano menor de Abram (Génesis 11:27). Puesto que el padre de Lot falleció en Ur antes de que la familia saliera para Canaán (11:28), era natural que Lot acompañara a la familia cuanto esta partió hacia la tierra prometida. Al parecer, Lot se sentía cercano a su tío Abram, lo cual también es comprensible dado que Abram era el hijo mayor de la familia. Es indudable que como el mayor de su  generación, Abram también se sintiera responsable por Lot y su familia.

Sin embargo, el conflicto entre los pastores de Abram y los de Lot les hizo ver que necesitaban separarse. Deseoso de paz, Abram cedió al permitirle a Lot escoger primero, si bien era el mayor y quien podía reclamar prelación a la hora de escoger. Lot escogió la mejor tierra, como seguramente Abram lo esperaba, y dejó a su tío en una situación que parecía desventajosa. No obstante, Dios tenía en mente un plan importante para Abram. (Si desea profundizar en esto, lea cómo Abram rescató a Lot, en Génesis 14).

Preguntas de estudio

  1. ¿De qué manera demostró Abram su fe en la promesa de Dios cuando estuvo dispuesto a permitir que Lot escogiera?
  2. Mientras que Lot «alzó sus ojos» y vio lo que quería (v. 10), Abram alzó sus ojos sólo cuando Dios se lo indicó (v. 14). ¿Qué evidencian estos versículos acerca del carácter de Abram en contraste con el de Lot?
  3. Aunque Lot se fue al oriente, Dios le dijo a Abram que mirara en todas direcciones la tierra que Él le daría. ¿Quién era el verdadero dueño de la tierra que Lot pensó haber elegido para sí?
  4. Según el versículo 15, ¿por cuánto tiempo Dios dio a Israel la tierra prometida, y qué revela esto acerca de los enemigos que en la actualidad intentan expulsar a Israel de su tierra?
  5. ¿Cuál hecho importante de adoración realiza Abram en Génesis 13:18 después que Dios confirmara su promesa a este gran patriarca?

Reflexión

El hecho de que Lot eligiera la mejor tierra sin considerar mucho el bienestar de Abram evidencia codicia y egoísmo. ¿Cómo puede usted honrar a Dios y ayudar a otros en las decisiones que tomará esta semana?
Puesto que Dios ha dado la Tierra Santa a Israel mediante un pacto eterno, este sería un buen día para «pedir por la paz de Jerusalén» (Salmo 122:6).