Formato Para Imprimir »

Daniel: Siervo de reyes e intérprete de visiones

Lección 3: Humillación de Nabucodonosor y muerte de Beltsasar

Lectura bíblica: Daniel 4:1-5:31

Hemos visto que el don más asombroso que Dios dio a Daniel fue su capacidad para interpretar sueños y visiones. A los cristianos que leen este estudio les parecerá interesante el hecho de que, en el canon judío de las Escrituras, el libro de Daniel es parte de los escritos y no de los profetas. La razón es que mientras los profetas eran los mensajeros de Dios para su generación, las visiones de Daniel fueron escritas para generaciones futuras. Por consiguiente, Daniel no se conoce como uno de los 55 profetas judíos nombrados en el Talmud, el libro de interpretaciones de las Escrituras. Sin embargo, esto no le resta importancia a Daniel en la historia bíblica.

En los capítulos 4 y 5, el don de Daniel para interpretar sueños y visiones significó para Nabucodonosor el juicio y la restauración posterior, y la muerte para Beltsasar, rey de Babilonia posterior que solo mostró desprecio hacia el Dios de Israel. El sueño de Nabucodonosor reveló la humillación de este gran rey ante Dios, un espantoso período de locura que al parecer duró siete años. Nabucodonosor había sido un monarca orgulloso, pero aprendió una valiosa lección: Dios puede humillar al orgulloso (4:37). Es lamentable que Beltsasar no aprendió esta lección de su antepasado, pues la famosa escritura que apareció en la pared de su sala de banquetes anunció su muerte. Esa misma noche fue asesinado, y el segundo rey de la visión de Daniel, del Imperio medo-persa, conquistó Babilonia.

Preguntas de estudio

  1. ¿Por qué Nabucodonosor fue quitado del trono para vivir como un animal por tanto tiempo?
  2. ¿Antes de este período, Nabucodonosor había hecho varias declaraciones en honor al Dios de Israel. ¿En qué difieren de sus experiencias en 4:34-37?
  3. ¿Cuál acto de orgullo y rebeldía cometió Beltsasar durante su banquete de borrachos que al parecer determinó su muerte?
  4. ¿Por qué Beltsasar recompensa a Daniel por una fatídica interpretación de la escritura (5:29)?

Reflexión

Daniel es un ejemplo brillante de alguien que usó cada don y capacidad que Dios le dio para servir a los propósitos y la gloria de Dios, sin importar las circunstancias. No vacilemos en ejercitar nuestros dones y capacidades para dar gloria a Dios y bendecir a otros. Lo haremos si no permitimos que el temor a las circunstancias o la crítica nos hagan retroceder.