Lectura bíblica: 2 Samuel 2:1-4:12

Después de la muerte de Saúl, David tuvo que enfrentar una guerra civil que se gestaba. Con el trono de Israel vacío, David fue ungido como rey de Judá por mandato de Dios. Esta fue la segunda unción de David (1 Samuel 16:13), pero la primera que se hiciera en público. Los seguidores de Saúl aún mantenían el poder en el norte, que en ese momento se llamaba Israel (un presagio de la división posterior de la nación en dos reinos bajo el reinado de Salomón). La guerra latente entre la casa de David y la de Saúl alcanzó un punto crítico cuando se desencadenó una batalla entre los ejércitos de Saúl y de David.

El eje de esta batalla fue el conflicto entre Abner y Joab, los generales de sus respectivos ejércitos. En la pelea, Abner asesinó a Asael, hermano de Joab, y Joab juró vengarse. Entretanto, Abner se volvió contra Is-boset, hijo de Saúl y rey títere de las tribus del norte, y desertó al campo de David. Joab consideró esto no solo como una amenaza contra su posición como general del ejército de David, sino como la oportunidad para asesinar a Abner, lo cual llevó a cabo. La intriga siguió cuando dos asesinos de la tribu de Benjamín mataron a Is-boset con la esperanza de agradar a David y ganar una recompensa. Pero él ordenó que fueran ejecutados y aprovechó la ocasión para enseñar al pueblo una lección.

Preguntas de estudio

  1. ¿Por qué se enfrentaron los ejércitos de Israel y de Judá, aunque eran hermanos?
  2. ¿Por qué Abner mató a Asael a pesar de que no quería hacerlo?
  3. ¿Por qué motivo Abner visitó a David?
  4. ¿Por qué David maldijo a Joab por matar a Abner y afirmó su propia inocencia en esta traición?
  5. ¿Por qué David mandó ejecutar a los asesinos de Is-boset?

Reflexión

A pesar de toda la confusión e infidelidad ajena con la que tuvo que lidiar David, él permaneció fiel a Dios, fue compasivo, perdonó a sus enemigos y trató a todos con justicia. Estas son las mismas cualidades que Dios desea que mostremos hoy en nuestra vida, sin importar lo que hagan los demás.