El Día de Jerusalén (Iom Yerushalayim), que cae el 28 del mes judío de Iyar, conmemora la reunificación de la ciudad de Jerusalén en manos israelíes después de la Guerra de los Seis Días ocurrida en 1967.