Lectura bíblica: Isaías 42:1-44:28

El mensaje de consuelo y ternura del profeta Isaías hacia Israel continúa en estos capítulos. Los comentaristas judíos están divididos en cuanto a si «mi siervo» (42:1) se refiere a Israel mismo, al Mesías o quizá a Isaías. Sin embargo, el lenguaje exaltado con que habla del ministerio de justicia y restauración del siervo parece corresponder más al Mesías, cuya aparición traerá a Israel una restauración gloriosa. Es evidente que lo que Dios anuncia aquí por medio del profeta es algo nuevo, algo que motiva un «cántico nuevo» de alabanza en su pueblo. Uno de los aspectos es que Dios no tolerará más el sufrimiento de Israel (42:14).

Isaías 43:17 es una imagen emocionante de la obra que Dios hace hasta hoy, al traer a los judíos a establecerse en Israel desde las tierras de su exilio. De vez en cuando he citado estos versículos en las publicaciones de La Fraternidad, porque creo en verdad que somos instrumentos en las manos de Dios para ayudar a reunir a su antiguo pueblo por medio del ministerio En alas de águilas. Es maravilloso contemplar las bendiciones prometidas para Israel en los capítulos 4344, aun la bendición que era futura en los días de Isaías: la liberación de Israel de la cautividad en Babilonia (44:2428).

Preguntas de estudio

  1. ¿Cómo se ilustra la «ternura» hacia Israel mencionada en Isaías 40:2 en el ministerio del siervo (42:23)?
  2. ¿Por qué dijo Dios a Israel «no os acordéis de las cosas pasadas», entre ellas la liberación de Israel de Egipto en el Éxodo (43:16-18)?
  3. ¿Por qué se le dijo al pueblo de Israel que no tuviera miedo (44:2)?
  4. ¿Por qué Ciro de Persia, siendo un rey pagano, fue llamado el «pastor» de Dios (44:28)?

Reflexión

Permítanme hablar en nombre de los gobernantes y del pueblo de Israel para expresarles mi más profundo agradecimiento a usted y a otros miembros de La Fraternidad por su servicio profético y compasivo hacia los descendientes de Abraham, lo cual es una gran bendición (Génesis 12:3).