Lectura bíblica: Nehemías 1:1-2:20

El escritor judío Ben Sira destaca la importancia de Nehemías, a quien señala como una de las personas a quienes los judíos deben la restauración de su nación. La obra de Nehemías en la reconstrucción de los muros de Jerusalén fue un hecho crucial para el regreso de Israel a su tierra natal después de su largo exilio en Babilonia. Este relato extraordinario comenzó en Susa, la capital de invierno del rey Artajerjes, a quien Nehemías servía de copero (siervo fiel que probaba el vino antes de servirlo al rey). Estos son los únicos antecedentes acerca de Nehemías que nos da la Biblia, además de los nombres de su padre y de un hermano. Pero sí queda claro que Nehemías era un fiel y fervoroso siervo de Dios, a pesar de que nació (es lo más seguro) en cautiverio y de que nunca había estado en Jerusalén.

El amor de Nehemías por su pueblo  y por su tierra es obvio por las lágrimas que derramó y los ayunos que hizo para implorar la ayuda de Dios cuando se dio cuenta de la condición en que estaba Jerusalén. Nehemías sabía que necesitaba la intervención divina pues Artajerjes años atrás había dado la orden de detener la reconstrucción de Israel (Esdras 4:21). En la antigüedad, persuadir a un rey todopoderoso de que cambiara de parecer era, humanamente hablando, casi imposible. Pero Nehemías llevaba ya cuatro meses orando y planeando su argumento para cuando se le presentara la oportunidad, así que cuando Artajerjes le preguntó que era lo que lo tenía preocupado, Nehemías ya estaba preparado. Y porque la benéfica mano de Jehová (2:8) estaba sobre Nehemías, el rey no solo escuchó a Nehemías, sino también le dio permiso y provisiones para ir a Jerusalén. En la ciudad santa Nehemías inspeccionó los muros en ruinas e hizo frente a los enemigos, dos desafíos para los que estaba más que capacitado.

Preguntas de estudio

  1. ¿Por qué la noticia de la triste condición de Jerusalén era tan penosa para Nehemías?
  2. ¿Por qué Nehemías se lamentó y ayunó por tanto tiempo?
  3. ¿Por qué era riesgoso para Nehemías pedir al rey permiso y provisiones para ir a Jerusalén?
  4. ¿Qué representaban los muros de Jerusalén?

Reflexión

Nehemías mostró verdadera valentía en su dedicación a Dios. Este líder sabía lo que quería hacer para la gloria de Dios, y el Señor le dio más de lo que había pedido. Que esto le sirva de ánimo para que usted continúe luchando por lograr los anhelos que Dios le ha dado. Luche por ellos y verá lo que Dios puede hacer.