Lectura bíblica: Salmo 19:1-14

El Salmo 19 es otro pasaje de la Escritura lleno de sabiduría. Estos versículos enseñan al lector la actitud que debe tener hacia Dios como creador y dador de la ley. Los versículos 1-6 ensalzan la grandeza de Dios por la manera en que Él dispuso los cielos y el firmamento y por ser el creador de todo lo visible. El universo es majestuoso, pero revela a un Dios aún más majestuoso. La figura predominante del universo visible es el Sol, al cual adoraban muchas naciones vecinas de Israel. Pero aquí aprendemos que el Dios verdadero destinó un El salmo 37 es un estupendo ejemplo del por qué estamos usando la palabra «instrucción» para referirnos al estudio de este mes. Si hay un tema en la vida en el que necesitamos la ayuda divina para poder comprender la naturaleza de nuestro mundo, y que también nos ayude a mantener la perspectiva correcta, es el tema del bien contra el mal. Hay aquí versículos poderosos y estimulantes que nos llaman a permanecer fieles a Dios sin importar lo que hagan los malos. Aun así, tenemos que admitir que a menudo nos causa extrañeza el aparente triunfo de los malvados, y aún los que escribieron las Escrituras con frecuencia preguntaban a Dios: «¿por qué parece que los malos prosperan en sus maquinaciones?».

Aunque tal vez no encontremos respuesta a todas las preguntas que nos planteamos, la respuesta que está en el salmo 37 es la que debe, en última instancia, ser suficiente para nosotros. David describe la bendición que recibe quien decide permanecer firme y quieto ante Dios, aun cuando la práctica del mal pueda dar mejores dividendos. Pero no es así, porque el triunfo de la maldad es efímero. Los malos y sus maquinaciones pronto perecerán, mientras que los que confían en Dios perdurarán. De manera que la conclusión del autor es terminante. Lo más sabio que podemos hacer es buscar refugio en Dios y esperar que Él nos libre.

Preguntas de estudio

  1. ¿Cuáles palabras claves en los versículos  3, 4, 5, 7 y 8 nos ofrecen una «fórmula» estupenda para vivir una vida libre de temores, preocupaciones y enojos excesivos?
  2. ¿Por qué cree usted que Dios permite que los malos tengan algo de éxito y de poder?
  3. ¿Cuál es la diferencia entre tropezar y caer, en términos de nuestra relación con Dios?
  4. Los versículos 32-34 nos recuerdan que el conflicto entre el bien y el mal no ha terminado. ¿Cómo es que la promesa de estos versículos nos estimula en La Fraternidad en nuestra defensa de Israel y del pueblo judío?
  5. ¿Qué significa para el Señor ser «la salvación» y «la fortaleza» de su pueblo?

Reflexión

Como humanos que somos, es muy fácil que nos inquietemos por las injusticias que nos rodean, en especial las que nos afectan directamente. Es cierto que debemos buscar la justicia allí en donde prevalezca la injusticia, pero el Salmo 37 nos llama a dejar de lado cualquier deseo personal de venganza en contra de los demás. Podemos tener fe y confianza aun en un mundo injusto porque nuestra esperanza está en Dios.