Refugios antibombas móviles

(Foto: Noam Moskowitz)

Este mes, más de seiscientos cohetes fueron lanzados desde Gaza a Israel. Cuatro israelíes murieron y más de cien resultaron heridos. Por ahora, los cohetes han dejado de caer, pero todavía necesitamos que cada amigo de La Fraternidad respalde a Israel en solidaridad y oración. Afortunadamente, La Fraternidad se encuentra en el lugar de acción, cuidando por los más vulnerables.

Guardas de seguridad en la región nos informaron que una de sus necesidades más grandes en este momento es de más refugios antibombas, para que los israelíes tengan acceso rápido a un refugio de inmediato.

Así que además de financiar las necesidades urgentes de los que se vieron afectados por estos ataques recientes, también estamos proporcionando más de 50 refugios antibombas móviles a lo largo de la frontera sur de Israel con Gaza.

Estamos colocando refugios en áreas estratégicas: cerca de parques infantiles, paradas de autobús y campos deportivos comunitarios. Puesto que los israelíes nunca saben dónde estarán cuando suena una sirena de código rojo, el colocar más refugios antibombas en áreas públicas les da la seguridad de que siempre están cerca de un refugio mientras se dedican a sus quehaceres diarios.