Invierno Cálido

Shalom:

Este año, durante nuestra campaña del proyecto Invierno Cálido, Yael Eckstein llevó calidez a los ancianos al entregarles mantas a sus hogares. En total, La Fraternidad entregó edredones de alta calidad a 7,330 beneficiarios del programa Con Dignidad y Fraternidad.

Yael visitó personas mayores como:

Aliza, una mujer de 66 años que hizo aliyá (inmigró a Israel) desde la India. Cuando Yael visitó su hogar, se enteró de que Aliza vive sola en una vivienda social. Aliza no tiene familiares ni amigos que la visiten porque dejó a casi toda su familia en la India. También está muy débil y necesita atención. Afortunadamente, como beneficiaria del programa Con Dignidad y Fraternidad, Aliza recibe comidas preparadas semanalmente. Y este invierno, ella se sintió bendecida de recibir también calidez en el invierno.

Sarah, sobreviviente del Holocausto de 94 años de edad. Sarah le contó a Yael todo acerca de sus experiencias en el Holocausto, cuando a los 17 años de edad, tuvo que huir de Ucrania hacia la región del Cáucaso. Ella recuerda haber tenido hambre y frío durante todo ese período. Hoy, se esfuerza por comprar comestibles y ropa abrigada durante los meses de invierno. Afortunadamente, La Fraternidadle proporciona estos dos artículos esenciales.

Yael